¿Qué nos hace ser como somos? ¿Qué determina nuestra conducta y motivaciones? ¿Cuál es el origen del malestar psicológico? ¿Qué podemos hacer para superarlo? Son algunas de las preguntas que me empujaron a estudiar la mente, su funcionamiento y  a utilizarlo para ayudar a los demás.

Creo firmemente en que las personas pueden reinventarse, comprender el origen de sus dificultades y afrontarlas de manera satisfactoria. Aún estando físicamente sanos, la mente puede llegar a bloquearnos, impedirnos disfrutar, o lastrar nuestro desarrollo personal y profesional. Por todo ello estoy convencido de la necesidad de abordar nuestras dificultades cuanto antes, desde una perspectiva constructiva y sin prejuicios.

En formación constante, hoy sigo ampliando mis competencias y conocimientos con programas de especialización para poder dar siempre lo mejor.  Afronto mi trabajo con la máxima responsabilidad, ilusión y respeto a la persona que decide confiar en mí para trabajar juntos.