Orfidal, Lexatin, Prozac… ¿Cómo funcionan? ¿Cuándo debería tomarlos? ¿Pueden sustituir a la psicoterapia?

¿QUÉ SON LOS PSICOFÁRMACOS?

Los psicofármacos son sustancias químicas que tienen la propiedad de alterar el funcionamiento del sistema nervioso central, en particular de aquellas áreas relacionadas con la emoción y la conducta.

¿CUÁNTOS TIPOS HAY?

Hay multitud de sustancias con propiedades psicoactivas diferentes (legales e ilegales) con distintas propiedades según las áreas y los neurotransmisores con los que interactúan. Os explicamos a continuación los 3 grupos más utilizados en la práctica clínica:

Ansiolíticos: reducen el nivel de activación excesivo del organismo deprimiendo el sistema nervioso central. Esta sedación puede tener distintas intensidades, desde la supresión del malestar ansioso hasta la anestesia quirúrgica pasando por la sedación. Las benzodiacepinas, comercializadas bajo nombres como: Trankimazin, Lexatin, Orfidal, Noctamid, Rohipnol, Tranxilium, Valium… son las más utilizadas. Sin embargo, estas sustancias generan dependencia y provocan una serie de efectos secundarios que desaconsejan su uso a medio-largo plazo, actualmente no son consideradas un tratamiento eficaz para ningún trastorno psicológico.

¿SABÍAS QUE EL ALCOHOL FUE DE LOS PRIMEROS ANSIOLÍTICOS UTILIZADOS POR EL HOMBRE Y QUE SU ACCIÓN ES SIMILAR AL DE LAS BENZODIACEPINAS?

Hipnóticos: ayudan a inducir y a mantener el sueño. Aunque en muchas ocasiones las benzodiacepinas o el mismo alcohol son utilizados con este fin, existen fármacos de reciente creación más apropiados y con menos contraindicaciones (Zaleplon, Zolpidem, Zopiclona). Sin embargo, los fármacos producen alteraciones en las fases naturales del sueño, reduciendo hasta llegar a suprimir la fase REM (en la que se producen los sueños) y disminuyendo la duración de las fases III y IV (relacionadas con el sueño profundo y el descanso reparador).

¿SABÍAS QUE DURANTE LAS FASES DE SUEÑO PROFUNDO SE PRODUCE EL “MANTENIMIENTO” CEREBRAL, ELIMINANDO SUSTANCIAS TÓXICAS Y REPARANDO LOS DAÑOS SUFRIDOS DURANTE LA ACTIVIDAD DIARIA?

Antidepresivos: Todos los antidepresivos eficaces interactúan con los mismos neurotransmisores: Dopamina, Noradrenalina y Serotonina, en mayor o menor medida y de distintas formas dependiendo de cuál elijamos. Los antidepresivos pretenden, grosso modo, un efecto contrario a los ansiolíticos/hipnóticos, incrementando el nivel de activación del organismo y del estado de ánimo. Aunque también populares (Anafranil, Nobritol, Sinequan, Prozac..) su uso es menos frecuente. Es un dato desconocido que este tipo de fármaco es utilizado también para el tratamiento de la ansiedad, por la estrecha relación que ésta tiene con la depresión.

¿SABÍAS QUE SUSTANCIAS COMO LA COCAÍNA O LAS ANFETAMINAS INTERACTÚAN CON LOS MISMOS NEUROTRANSMISORES QUE LOS ANTIDEPRESIVOS?

¿DURANTE CUÁNTO TIEMPO PUEDO TOMARLOS?

En el ámbito clínico son los profesionales de la medicina los que, en colaboración con los psicólogos, determinan el tratamiento farmacológico y su duración. En líneas generales, salvo en el trastorno bipolar y algunos casos de psicosis y depresiones graves, los psicofármacos deberían dispensarse como medida de contención o como co-ayudantes de la labor terapéutica y sólo en casos agudos, nunca como tratamiento exclusivo ni durante periodos de tiempo prolongados.

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE EL PSICOFÁRMACO Y LA PSICOTERAPIA?

Por lo general las alteraciones psicológicas: ansiedad, depresión, fobias, obsesiones, miedos, son consecuencia de conflictos internos de origen psicológico desconocidos para la persona. No es raro escuchar expresiones como “yo siempre he sido así” o “conozco a muchos otros con el mismo problema” en personas que tratan de buscar (o de evitar) la explicación a su dolencia.

El fármaco consigue aliviar los síntomas de manera temporal, pero en ningún caso proporciona una cura real. Por poner un ejemplo, el paracetamol puede aliviar nuestro dolor si tenemos una caries, pero nunca va a eliminarla ni a detener su curso.

¿SON COMPATIBLES EL PSICOFÁRMACO Y LA PSICOTERAPIA?

Por supuesto, el psicofármaco puede prescribirse para aliviar temporalmente el sufrimiento mientras tratamos con psicoterapia su origen. Salvo en casos puntuales como los citados anteriormente, no existe en la actualidad ningún tratamiento farmacológico que pueda igualar los resultados a largo plazo conseguidos con el trabajo psicológico.

¿POR QUÉ ENTONCES ME HAN RECETADO FÁRMACOS Y NO PSICOTERAPIA?

Lamentablemente en muchos casos porque no tienen alternativa, el Sistema Nacional de Salud no dispone en la actulidad de un servicio de psicoterapia suficiente para atender la creciente demanda social, quedando restringido este tipo de servicio al ámbito privado, no accesible para todos.

Gregorio Serrano
Psicólogo Especialista en Piscoterapia Psicoanalítica

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>